CÍES: LAS ISLAS DE LOS DIOSES

Qué tiene en común los antiguos habitantes del Imperio Romano y los actuales periodistas del periódico The Guardian: ambos coinciden en que la Islas Cies son poseedoras de algunas de las mejores playas del mundo. Será por eso que los romanos les dieron el nombre de Islas de los Dioses y los críticos del citado periódico calificaron a la playa de Rodas como la mejor playa del mundo en 2007. La playa de Rodas es un largo arenal que une la Isla de Monte Agudo con la Isla do Faro, dos de las tres islas que forman este archipiélago que constituye la entrada a la Ría de Vigo desde el océano. La última de las tres hermanas es la isla de San Martín.
Panorámica de la Playa de Rodas a mediodía
http://silviayandrea.blogspot.com.es
Paseando por la isla en busca de nuestro rinconcito perfecto
Desde un tiempo a esta parte muchos amigos y, sobre todo, mamás de la escuela, han empezado a pedirme ayuda y solicitarme información para organizar sus vacaciones familiares. Saben que me encanta planificar mis viajes, investigar y valorar las muchas opciones disponibles para viajar a cualquier lugar del mundo. Sin embargo, cuando te piden consejo, no es fácil darlo. El viajar, como el vivir, es algo muy personal y, a veces, lo que para mí puede resultar perfecto o adecuado, para otra persona puede ser excesivo o inapropiado. Pero el hecho es que mi cabecita viajera no para,  y al plantearme cuál podría ser una buena propuesta para las vacaciones del próximo verano a mi mente ha venido, sin duda, este destino: las Islas Cíes.

Las Islas Cíes lo tienen todo probablemente porque en ellas "no hay casi nada". Son una paraíso. Llegar hasta ellas implica un desplazamiento largo si vives -como nosotros- en el otro lado de la Península pero eso debe ser visto como un aliciente si preparas una buena ruta para llegar a Vigo (Pontevedra). En nuestro caso planificamos el viaje como nos gusta: por etapas y sin prisas. Aquí tenéis una propuesta pero las variantes son infinitas:

Primer día: Alicante - Teruel, visita a Dinópolis
Segundo día: Teruel - Burgos, visita a la ciudad y al Museo de la Evolución Humana
Tercer día: Burgos - Las Médulas (León), excursión por las antiguas minas romanas
Cuarto día: Las Médulas - Vigo
Quinto-Séptimo día: Vigo y alrededores, donde aprovechamos para pasar unos días con unos buenos amigos (tener amigos y disfrutar de ellos es, sin duda, la mejor manera de moverse por el mundo)
Octavo día: Islas Cíes
Noveno día: Vigo - Puebla de Sanabria (Zamora) y Segovia, visita a ambas ciudades
Décimo día: Segovia - Alicante
Que te lleven el pan a casa y saborear otros lujos de aquellas tierras...
Cuando llegas a Vigo puedes optar por alojarte en la ciudad o buscar alternativas en los incontables pueblos y puebliños de la costa. Sea como sea, hay que pasearse esta ciudad, subir al Castro, callejear y dejarse llevar por las diversas rutas de una manera más o menos planificada. Conocer Vigo y sus alrededores es un objetivo necesario en este periplo. La ría,  sus pueblos, las playas y calas, la excelente comida... Todo es perfecto para unas buenas vacaciones y si, además, vas huyendo de las elevadísimas y sofocantes temperaturas de nuestra tierra alicantina, la recompensa es segura. No hay duda que la niebla y las nubes pueden hacer acto de presencia pero, en verano, la costa gallega ofrece sus encantos esplendorosa.
Los barcos regresan a puerto
Punto de recogida de los pasajes adquiridos por internet
Son varias las navieras que ofrecen servicios de transporte hasta las islas. Nosotros optamos por comprar los pasajes a través de la web de Mar de Ons y después recogimos los billetes directamente en el puerto de Vigo unos minutos antes del embarque. La única manera de dormir allí es acampando. Es recomendable ponerse en contacto con el camping con el fin de asegurarse de que hay plazas disponibles. Ofrecen un servicio de tiendas de alquiler por lo que no es necesario cargar con ellas. Nosotros no habíamos planificado pernoctar pero os aseguro que nos arrepentimos mucho de no llevar  el material básico porque, una vez allí, sólo quieres quedarte. Sin duda, hay que quedarse al menos una noche!
Punto de atraque junto a la Playa de Rodas
La arena es la protagonista de las playas que se sitúan en la cara este de las islas
El trayecto en barco hasta las islas es una oportunidad para adultos y peques de disfrutar de un acontecimiento poco habitual en nuestras vidas. El alojamiento en el camping es una oportunidad para disfrutar de las islas en calma. Sus playas de aguas turquesas son increíbles y, aunque las aguas son frías, con un poco de habilidad pueden encontrarse rincones agradables donde disfrutar de un baño maravilloso.
Los lirios de mar florecen al principio del verano en las islas
La marea baja es una oportunidad para el descubrimiento
En las islas hay varias rutas para hacer paseos asequibles a todas las edades que están muy bien indicadas. El ascenso al Faro do Peito o al Alto del Príncipe son los caminos más transitados que ofrecen vistas espectaculares. Después, nos relajamos en sus playas que, aunque en verano suelen recibir muchas visitas, a los residentes en el Mediterráneo siempre nos parece que hay mucho espacio para retozar sin sentirte agobiado.
Inicio de la ruta al Alto del Príncipe
Estas islas y las rías gallegas adquieren su conformación actual a lo largo del Triásico cuando el hundimiento de esta región hace que el mar se introduzca en los valles fluviales anteriores. Sus montañas graníticas de increible belleza han sido modeladas por el viento y el agua a lo largo de milenios. En el año 2002, se creó el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia, formado por un conjunto de archipiélagos, islas e islotes que son las Cíes,  Ons,  Sálvora, Noro,  Vionta, Cortegada y Malveiras.
Alto del Príncipe, la cara oeste de las islas es abrupta y rocosa
El Parque Natural de las Islas Atlanticas ofrece la posibilidad de observar muchas aves como gaviotas patiamarillas, cormoranes, gaviotas oscuras, tórtolas, pájaros carpinteros... En sus acantilados y árboles nidifican muchas aves migratorias y es por ello que la labor educativa es importante con el fin de proteger este entorno. No podemos olvidar que la presión sobre estos ecosistemas es muy intensa. El intenso tráfico marítimo y la gran cantidad de población residente ponen en peligro la conservación de estos parajes pero, sin duda, la sensación del visitante es que aquel lugar se conserva adecuadamente y ha sido capaz de superar amenazas como la del hundimiento del petrolero Prestige en 2002. A todos nos corresponde cuidar y mantener ese lugar.
Los fondos arenosos y rocosos bajo las aguas transparentes
A lo largo de este viaje disfrutamos mucho toda la familia. Todos y cada uno de los lugares que visitamos nos permitieron momentos de esparcimiento memorables. Organizamos los traslados aprovechando las horas de descanso después de comer que es la más calurosa y las mañanas para visitar los lugares previstos, así como la ultima hora de la tarde cuando ya refrescaba. En esta ocasión los alojamientos los fuimos definiendo sobre la marcha, buscando hostales en los pueblos por los que pasábamos. Sin embargo, en Vigo y sus alrededores es necesario buscar alojamiento con antelación en temporada alta. Una alternativa son los albergues juveniles donde se puede pernoctar cómodamente sin gastar demasiado dinero.

Aquí os dejo mi primera propuesta veraniega, espero haber acertado... ¡Feliz viaje!

Etiquetas: , , , , , , ,