AVENTURA EN MOTORHOME POR ESCOCIA

Hacía mucho tiempo que queríamos experimentar el estilo viajero de los furgoneteros. Finalmente nos decidimos: para conocer el norte de Europa nos parecía la mejor opción. Como estábamos deseando recorrer Escocia -era una de mis asignaturas pendientes- apostamos por esta aventura que implicaba, no sólo conducir por primera vez en autocaravana, también hacerlo siguiendo las normas británicas de conducir por la izquierda... Estábamos algo amedrentados pero como siempre seguimos nuestro lema: si otros han podido, nosotros también.

Después de mucho indagar y comparar precios decidimos alquilar la autocaravana en un pueblito cerca de Aberdeen. Esto implicaba hacer un viaje de tres horas en bus desde Edinburgh pero, realmente, compensaba el precio y, puesto que en nuestra ruta queríamos conocer aquella zona del país, apostamos por Deeside Motorhome. Hay que tener en cuenta que la demanda de autocaravanas en Escocia en verano es enorme y muchas veces no hay disponibilidad. Conviene reservarla con varios meses de antelación.
Cuadro de mandos de la autocaravana
Lo primero que nos impactó fueron las explicaciones de Helen sobre el funcionamiento de la caravana. Escuchábamos sus instrucciones e intentábamos entender todos los detalles de su inglés con acento escocés. Nos íbamos poniendo nerviosos por momentos: el gas, las baterías, el water químico, los depósitos de agua limpia y sucia, etc.
Detalle del depósito del water-químico

Habíamos alquilado una caravana para 6-7 personas y era realmente grande, al menos a la hora de conducir nos parecía inmensa... Era un vehículo adecuado para 4 adultos y 2 niños. Tenía todos los elementos que se podían necesitar y prometía ofrecernos muchas comodidades. Horno y calefacción de gas, cocina, fregadero, ducha, inodoro y lavabo, armarios y camas bastante cómodas con edredones calentitos...

Interior de nuestra autocaravana de alquiler
Pero... antes de nada... había que salir de aquel aparcamiento y ponerse a conducir. Nos armamos de valor y deseamos intensamente regresar diez días más tarde sin haber tenido ningún accidente ni haber estropeado algún elemento del vehículo. Desde el primer momento Pau se sintió bien conduciendo, lo más extraño era cambiar las marchas con la mano izquierda. En todo momento, diversas señales nos recordaban que estábamos en Escocia y que no debíamos relajarnos en la conducción.


No habíamos planeado la ruta previamente con demasiado detalle. Poco a poco fuimos decidiendo y finalmente viajamos por una buena parte del país. Hubo que renunciar a muchos lugares interesantes, como siempre, y finalmente esta fue nuestra ruta por la zona centro y los Highlands. Viajar de esta manera es una experiencia fantástica. Te sientes libre e integrado en la naturaleza desde el primer momento. Es la mejor manera de recorrer estos vastos territorios donde las montañas, los lagos, los ríos y el cielo, inundan tu mirada.
"Passing place" espacios imprescindibles para recorrer la Escocia más rural
De camino a Isle of Skye (Escocia, 2014)
Allí donde queríamos nos deteníamos a merendar, a comer o a "tomar el té". Cuando anochecía buscábamos algún sitio donde dormir. Algunos días buscábamos "caravan parks" para rellenar el depósito de agua o vacíar el tanque de lavado y el water-químico. Uno de esos campings fue el Glen Nevis Campsite con unas instalaciones inmejorables. Otras veces dormíamos junto a una playa o en un bosque. Siempre respetando aquellos lugares donde expresamente se pedía a los campistas que no pasasen la noche allí. Nos hemos sentido siempre cómodos y relajados donde hemos pernoctado.

Cerca de Dunvegan, Isle of Skye (Escocia, 2014)
Como dicen los fanáticos de viajar en furgo: "Home is where we park it". El mundo está para descubrirlo y conocerlo, respetar nuestro entorno y conocer a las personas que viven en él. Eramos unos novatos y ahora nos vemos disfrutando de este modo de viajar en muchos otros lugares del mundo.
Sin embargo, no todo ha sido perfecto en este viaje. No hemos tenido ningún incidente ni accidente pero hemos debido hacer un esfuerzo, sobre todo nuestros hijos, para pasar tantas horas encerrados en un espacio tan pequeño. Ya fuera porque recorríamos largas distancias -no eran muchos kilómetros pero el viaje era lento pues las carreteras eran muy estrechas- o bien porque llovía, en algunos momentos sentíamos que les estábamos exigiendo bastante.
A los pies del Castillo de Stirling (Escocia, 2014)
Además, al viajar en la caravana tú debes hacerlo todo: alguien conduce, alguien sigue el mapa, hay que cocinar, lavar, buscar lugar donde pernoctar y hay que atender a tus hijos. Quizá con un dispositivo electrónico y la televisión todo sea más sencillo pero nosotros decidimos no utilizarlos. En fín hay que valorar muchos aspectos a la hora de planificar un viaje y la edad de los niños es importante.
Al sur de Ullapool (Escocia, 2014)
Pernoctando en una granja cerca de Urquhart Castle (Escocia, 2014)
No voy a engañaros: lo hemos pasado muy bien. Hemos descubierto lugares preciosos y hemos sentido eso de que "el salón de nuestra casa es el mundo". Escocia está llena de misteriosos lugares ruinosos, de castillos e iglesias, de lindos pueblos, de historias escalofriantes... Un montón de experiencias que iremos recordando en este espacio viajero.
Guinard Bay (Escocia, 2014)
DATOS PRÁCTICOS: vuelo a Edinburgo 200 euros/persona i/v
ALQUILER DE MOTORHOME: en Edinburgo es muy caro en agosto. Nosotros finalmente decidimos alquilar en Aberdeen lo que nos obligaba a desplazarnos hasta allí en bus (2 horas). Optamos por esta opción por el ahorro económico pero sin duda esta opción es posible si dispones de suficiente tiempo para el traslado. Alquilamos en Deeside-motorhomes una autocaravana muy bien equipada. Todo el proceso fue muy bien excepto a la hora de devolvernos la fianza que tardaron bastante.
COMPRA DE BILLETES DE BUS: sin duda Megabus es una gran opción.

Etiquetas: , , , ,