CUANDO LA COMIDA IMPORTA

Empiezo el año de un modo sobresaliente: leyendo un buen libro. Un libro que me hace reflexionar sobre mi modo de vida, sobre los pequeños gestos de cada día. Un libro que me anima a continuar dedicando mis esfuerzos al cuidado de mi cuerpo, a mejorar la salud de mi familia, a dirigir la enseñanza de las ciencias naturales hacia actividades que ayuden a mis alumnos a reflexionar sobre su modo de vida y, finalmente, a que todo esto ayude en la medida de lo posible a mejorar la calidad del medioambiente.

Otra manera de vivir. Cuando la comida importa fue escrito en el año 2005 por Jane Goodall, reconocida naturalista que ha destacado por sus estudios en el mundo de los primates. Es este un libro de denuncia hacia los sistemas actuales de producción de alimentos y al efecto de estos sobre la contaminación de los ecosistemas. Pero es sobre todo un libro que celebra la acción de individuos aislados y de pequeños colectivos que  un día decidieron decir basta y redirigir sus energías y conocimientos hacia la mejora de su vida y la de sus conciudadanos. No vale la pena detallar cada uno de los capítulos del libro, os animo a leerlo.


La primera vez que oímos hablar de bisfenol-A fue en las clases de preparación al parto cuando íbamos a tener a nuestro primer hijo. Nuestro matrón dedicó toda una sesión de sus interesantes lecciones a indicarnos los potenciales peligros de esta sustancia presente en la mayor parte de los plásticos que usamos para el envasado. En aquel momento, en España, aún se utilizaba en los biberones de los bebés -aunque en países como en Canadá ya estaba prohibido-. Actualmente ya no se utiliza y, además, podemos comprar botellas de "plástico bueno" que no se degradan con el calor y el uso reiterado. Así se libera esta sustancia que altera el funcionamiento de nuestras hormonas sexuales. Por ello no es conveniente reutilizar las botellas de agua envasada, por ejemplo.

Pesticidas y plaguicidas, conservantes y sustancias "madurantes" están presentes en muchos de nuestros "productos frescos". Es difícil saber cómo han sido cultivadas las frutas y hortalizas que nos llevamos a la boca, o como fueron criados los animales cuya carne ingerimos. Sin embargo, poco a poco, las cosas van cambiando. Podemos comprar huevos de corral y productos ecológicos.  Sin embargo debemos hacer un mayor esfuerzo con el fin de que estos alimentos sean producidos localmente. Las grandes empresas de distribución de alimentos se están apoderando de este mercado, sin embargo, generalmente, no respetan el principio de favorecer a los pequeños agricultores y ganaderos de la zona.
En la escuela, plantando los primeros plantones (Villafranqueza, 2013)
 Cuando elegimos la guardería para nuestro niños descubrimos gratamente que la mayor parte de los ingredientes que utilizan son cultivados por una familia que se dedica al cultivo ecológico y que también abastece semanalmente a otras familias con sus productos de temporada. Son personas a las que les gusta conocer a la gente que cultiva sus alimentos. Animada por esta familia hemos dedicado una parte de nuestro tiempo al huerto de la Escuela Waldorf, y ya nuestros niños han comido en sus ensaladas las fresquísimas lechugas cultivadas "sólo con amor", agua y sol. Incipientes están las habas, las remolachas, los brócolis y el hinojo.
Unas semanas después en la escuela (Villafranqueza, 2013)
Algunos amigos y conocidos producen algunas de sus verduras en su propia casa: en un adosado de Mutxamel, en la terraza de su piso en el barrio de San Blas... Además este curso, en el instituto de Xixona, hemos puesto en marcha el huerto ecológico -como ya se hace en otros muchos centros de educación. Siguiendo las indicaciones de diversos libros, como el de Monse Escutia estamos obteniendo muy buenos resultados. Está siendo una experiencia muy gratificante y eso que por el momento sólo hemos cosechado "necesidad de trabajar en equipo, altruismo, discrepancias en la organización de ciertas tareas, momentos para escuchar y opinar, discusiones y encuentros". Nuestros alumnos valoran esta actividad como una de las más provechosas de su currículum e insisten en dedicar más tiempo a este tipo de aprendizajes.
Germinando semillas de cereales y reciclando cartones de papel higiénico (Xixona, 2013)
Por desgracia, no todos podemos disfrutar del proceso -y del esfuerzo- de cultivar y criar  nuestros alimentos para asegurarnos que se han desarrollado en las mejores condiciones para la salud del medioambiente, de los animales y de nosotros mismos. Pero podemos elegir la opción de comprar en el mercado de nuestro pueblo, preguntar a los tenderos, solicitar que traigan productos ecológicos, comprar  aquellos que sean de temporada. Sólo estos llegan a la tienda desde lugares cercanos, habiendo sido recogidos en el momento justo y sin haber sido sometidos a procesos de maduración artificial. El libro de Jane Goodall está lleno de recomendaciones y de ejemplos a seguir.

Cooperativa San Cristóbal en la Cañada (tomada de la web de La Casa del Aceite)
Pero además, contamos con los servicios que nos ofrece internet para contactar con agricultores de la zona y distribuidores locales. Además muchos ayuntamientos ofrecen terrenos en alquiler para huertos familiares. Allí donde viváis hay personas haciendo un gran esfuerzo por producir en condiciones óptimas, cobrando un sueldo digno, reduciendo los residuos, respetando los ciclos naturales, cuidando a sus "animales felices", pensando en la salud de sus clientes. Y, por supuesto, podemos permitirnos "algún lujo tropical" pero no estaría mal asegurarnos que el café, el azúcar o el chocolate que compramos haya sido cultivado en condiciones justas y óptimas.
Huerto ecológico (tomada de la web Verdures Ecològiques)
Esta Navidad hemos disfrutado de maravillosos momentos a la mesa de personas de nuestra familia que han dedicado su tiempo y cariño a cocinar para nosotros. Menús deliciosos que nos han permitido compartir momentos juntos, revivir experiencias y hacer planes de futuro. Sin embargo, me pregunto: ¿hemos pensado de dónde venían los langostinos que hemos ingerido? ¿cómo se había criado el salmón?¿el cordero? ¿o la ternera? ¿en qué condiciones se cultiva la piña? Jane Goodall nos explica los dolorosos problemas que ha generado en Vietnam la cría de langostinos y los graves problemas de contaminación de la cría de salmones en Canadá. Nosotros mismos fuimos testigos de las consecuencias producidas por este tipo de "industria alimentaria" en los fiordos chilenos.
La cocinera pone toda su creatividad navideña en nuestra mesa
Hay otros caminos y el mundo está lleno de buenos ejemplos. De nosotros depende que al comprar demos nuestro voto de confianza a estos campesinos  y pescadores, vinicultores y ganaderos que se esfuerzan cada día por tener un mundo mejor. Puede que sus productos sean algo más caros pero si os paráis a pensar en el coste que tenía para vuestra salud la ingesta de hormonas, antibióticos, plaguicidas y herbicidas quizá os parezcan más baratos. Si pensáis en la cantidad de petróleo necesario para envasar y transportar muchos alimentos, veréis que éstos otros son más ecosostenibles. Y, por último,  si os imagináis mirando a la cara de las personas que los han cultivado, seguro que preferiréis apoyar a personas que viven en condiciones dignas y no a aquellas que son explotadas en aras del "comercio global".
Bodega La Encina (tomada de su web)
A continuación os ofrezco algunos enlaces que os pueden ayudar a encontrar, en Alicante, agricultores ecológicos, cooperativas de consumo responsable, tiendas de distribución de productos de comercio justo y ecológico. Apostad por ellas y no dudéis: cada vez que compramos, votamos. Como consumidores podemos ser mucho más influyentes que como votantes, así es en nuestra sociedad.

Decidámonos, pues, a alimentar la esperanza , tal como reza el sugerente título del libro de Jane Goodall, en su versión original (Harvest for Hope). Tal vez sea ya hora de que reconozcamos que somos nosotros quienes tenemos la obligación moral y ecológica de alimentar, con nuestro modo de vida, la esperanza de las futuras generaciones.

¡Salud y que aproveche!  

FRUTAS Y VERDURAS

Verdures Ecològiques: Isa y Dani ponen toda su dedicación y saber para ofrecer a decenas de familias y a la escuela de nuestros hijos los mejores productos de su huerta. Seguro que viendo su web te animas a ponerte en contacto con ellos o a animar a la escuela de tus hijos, sobrinos y amigos a que lo hagan.
Sàlvia. La finca Ecològica: el proyecto de esta familia se ubica en las cercanías de Alcoi. Hacen repartos a domicilio y también a tiendas de múltiples municipios. ¿Te animas a pedir a tu tendero que solicite sus productos? Organizan visitas guiadas cada trimestre ¿Cuándo vamos? Además cuentan con una completa tienda online donde adquirir diveros productos.

VINOS

Bodegas La Encina: producen vinos mediante técnicas de cultivo ecológico y prácticas biodinámicas entre las que figura, de forma preeminente, la observancia del calendario lunar.
La Bodega de Pinoso: en Pinoso está una de las bodegas pioneras en nuestra región en el cultivo de uva para vino con máximo respeto a la naturaleza y a la salud de sus clientes.
Melgavinos: una web de distribución de vinos alicantinos. Destaca su sección de vinos ecológicos donde se pueden encontrar productos de masias rurales como las que configuran las Bodegas Parsellanes del valle de Travadell. 

ACEITES

La Casa del Aceite: vinculada a la cooperativa San Cristóbal de la Cañada ofrecen una parte de su producción en aceite ecológico. Esta tarde hemos comprado allí mismo unas latas mientras nos explicaban que en ese momento estaban elaborando el producto de este año que en unas semanas será embotellado.
Almazara La Alquería: obtiene sus aceitunas de campos situados en la Sierra de Mariola. En su web podrás obtener mucha información y, como en la anterior, comprar sus aceites de gran calidad.
Aceite la Casita: si quieres tener acceso a toda la oferta de aceites ecológicos de nuestra provincia, esta familia ha creado una web a través de la cual distribuyen los mejores aceites, muchos de ellos ecológicos. También crean su propio aceite y su lema es "de la almazara al paladar".

ALIMENTOS Y OTROS PRODUCTOS DIVERSOS

Planeta Huerto: fundada por dos hermanos de Sant Joan actualmente su tienda se ubica a las afueras de Mutxamel y ofrecen todo tipo de elementos para la agricultura ecológica. Además podrás encontrar comida envasada, artículas de cosmética y belleza, etc.

GRUPOS DE CONSUMO RESPONSABLE y ASOCIACIONES DE INTERÉS

Mercatrèmol: en la ciudad de Alicante funciona esta asociación de gran experiencia en la que puedes asociarte y participar.
Biotrèmol: en la provincia de Alicante tienen diversos establecimientos donde comprar productos ecológicos de producción próxima a su ubicación.
La Cistella Ecològica: en Elche funciona este grupo de consumo. Conocer su web te permitirá aprender cómo se organizan. Implica un poco de tiempo y organización pero, realmente, merece la pena.
Huerto Social Alicante: si quieres poner en marcha tu propio huerto, aquí puedes contar con un espacio y con la ayuda que necesitas. Pregunta en tu municipio, seguro que hay otros grupos de ayuda en marcha.

ALGUNAS WEBS DE ÁMBITO NACIONAL

Tu vino ecológico: amplio surtido de vinos de diversas regiones.
Huerta Mediterranea: desde Madrid y Galicia, con diversos proveedores, ofrecen un surtido inmenso de productos.
Finca Ecoiris: distribución de todo tipo de productos ecológicos.

Los grandes empresas de distribución de productos ecológicos también ofrecen hoy en día un gran surtido. Sin embargo, si realmente queremos favorecer a los pequeños productores y evitar el transporte desde largas distancias, es necesario que la primera vez que hacemos una compra online -o en el establecimiento- dediquemos un tiempo a consultar en las etiquetas desde dónde llegan estos productos. Siempre que puedas es más interesante elegir aquel que viene desde más cerca. Una vez tengas tu lista, al comprar online, las compras posteriores serán muy rápidas y sencillas porque la web recordará aquello que compraste con anterioridad.

Me encantaría ampliar esta lista con todas las referencias que tu conozcas! Gracias!

Etiquetas: ,