EL CEMENTERIO DE PUNTA ARENAS

Estos seis días en Punta Arenas han pasado lentos. Hemos tenido tiempo para hacer turismo y también para hacer vida "normal". Hemos ido a Correos, al Banco, hemos jugado en los columpios, hemos comprado en el Supermercado y también hemos dado un paseo por el cementerio.




Nunca es fácil visitar un cementerio, al menos para mi, la sensación es extraña... sentir la presencia de tantas personas que aquí yacen y sentir que la vida pasa, pasa, pasa... por eso hay que vivirla conscientemente y aprovechar todo lo que nos ofrece. Probablemente lo mejor de esta experiencia en la que nos hemos embarcado, es la oportunidad de estar juntos, de poder estar juntos y descubrir lo que implica una convivencia plena. No siempre es fácil, podemos cansarnos, hay muchas rutinas en el viaje, el cuidado de los niños es permanente y no siempre hay espacio para uno mismo, pero realmente, es una oportunidad única.

No hice demasiadas fotos... Es destacable el monumento al "indio desconocido" en el que la gente deja sus promesas y esperanzas (no hice foto). También puedes ver la historia de esta tierra, de las gentes que aquí vinieron, los pioneros. Croatas, ingleses, italianos, españoles... todos ellos han dado a esta ciudad una personalidad especial.







Etiquetas: , , ,